El carbón es una roca sedimentaria combustible de origen orgánico que procede de la transformación lenta de materia orgánica de origen vegetal, como consecuencia de procesos ligados al enterramiento.


   La formación del carbón se inicia con la acumulación, compactación y transformación de la materia orgánica, que se va enriqueciendo en Carbono, durante su enterramiento y con el paso del tiempo. Este proceso global de transformaciones que experimenta un depósito vegetal, bajo condiciones de temperatura y presión crecientes, recibe el nombre de carbonificación. El primer estadio evolutivo del depósito de restos de plantas del cual procede el carbón se llama turba:

* TURBA: Depósito no consolidado de restos de plantas que se da en ecosistemas muy específicos, en zonas saturadas de agua, con circulación restringida, y con una tasa positiva de acumulación de materia orgánica. En estas condiciones la actividad de las bacterias aerobias es limitada y a cierta profundidad prevalecen las transformaciones debidas a bacterias anaerobias.

 

* Los carbones se subdividen en dos tipos principales dependiendo de la naturaleza de la materia orgánica de la que procede:

Carbones húmicos que están compuestos por una mezcla de diversos restos o fragmentos de plantas, en la que predominan los restos de tejidos lignocelulósicos más o menos transformados. Presentan un bandeado como característica especial que corresponde a distintas asociaciones de acumulaciones de restos de plantas que se superponen en el tiempo, conforme se acumulan en los medios sedimentarios.

Carbones sapropélicos formados en medios subacuáticos a partir de procesos de putrefacción en condiciones más reductoras. Están enriquecidos en componentes ricos en hidrógeno como algunas partes de plantas (esporas) o algas. Estos carbones, al contrario de los húmicos, tienen un aspecto compacto, mate y homogéneo a simple vista.

    Los carbones húmicos son mucho más abundantes que los carbones sapropélicos.

* Por otra parte, a partir de las transformaciones que ha sufrido la materia orgánica, es decir, a partir de su grado de evolución (Rango del carbón) se establecen distintas clases de carbón.